Antes de 1943

Camps d’internements français en août 1942 (© B. Dressler)
Vue du camp de Gurs, 1940 (© CDJC / Mémorial de la Shoah)
Camp de Rivesaltes, baraque du Secours Suisse (Fonds Auguste Bohny)
Camp de Rivesaltes, baraque de femmes et d’enfants (Fonds Auguste Bohny)
Camp de Rivesaltes, femmes et enfants (© CDJC / Mémorial de la Shoah)
Zones d’occupation en France 1940, 1942, 1943 (© B. Dressler)

Antes de 1943

Leyes antisemitas y colaboracionismo del Estado francés : una política mortífera

 

El régimen de Vichy responde con diligencia a la ordenanza alemana del 27 de septiembre de 1940 para el censo de los judíos en la zona ocupada. El 3 y 4 de octubre de 1940 promulga las primeras leyes relativas a los judíos ; una de ella dota a los prefectos del poder arbitrario para internar de manera arbitraria a los « extranjeros de raza judía » en « campos especiales ». A finales de octubre de 1940 y a principios de junio de 1941, se suceden otras leyes que organizan el « estatuto de los judíos » rindiendo las condiciones de vida cada vez más precarias e inhumanas. Estas leyes son más radicales, más expeditivas aún que las de Núremberg.

 

Los campos de internamiento franceses, donde se concentran numerosos judíos extranjeros y franceses antes de su deportación, son un instrumento del colaboracionismo y de la participación de Francia en la política alemana para poner en práctica la « solución final ».

 

Durante el verano de 1942, el régimen de Vichy negocia con los responsables de la policía alemana un acuerdo para entregar a 10 000 judíos de la zona no ocupada y a 20 000 judíos de la zona ocupada. Para cumplir su compromiso, el gobierno francés lleva a cabo las grandes redadas del verano de 1942.

La Francia no ocupada es pues la única zona en Europa donde las autoridades competentes entregan por iniciativa propia los judíos a los nazis.

 

En el mes de julio de 1942, el gobierno de Vichy solicita a los alemanes la autorización de deportar a los niños menos de dieciséis años, hasta entonces excluidos de los convoyes de deportación.

Las autoridades alemanas aceptan esta solicitud y el 14 de agosto de 1942 sale de Drancy el primer convoy con niños en dirección de Auschwitz.

 

Los hogares infantiles de la zona no ocupada dejan de ser refugios seguros.

 

 

La suerte de las familias de los niños de Izieu

 

En el trascurso del verano de 1942, muchas de las familias de los niños que serán acogidos en Izieu están internadas en los campos del sur de Francia, a veces desde hace ya varios años.

Los alemanes deportados de la región de Baden y del Palatinado, como las familias Niedermann, Hirsch, Adelsheimer y Leiner, internadas desde octubre de 1940 en el campo de Gurs, fueron trasladadas progresivamente al campo de Rivesaltes.

Otras familias intentaron pasar la línea de demarcación, pero fueron detenidas en zona no ocupada e internadas. La familia Halaubrenner, arrestada en Montbron, queda así internada a partir del 4 o 6 de noviembre de 1942 en el campo de Rivesaltes. El padre, Jacob, se incorpora a un Grupo de Trabajadores Extranjeros. La madre, Ita Rosa,y los niños, Léon, Alexandre, Claudine y Mina, son trasladados del campo de Rivesaltes al de Gurs el 23 de noviembre de 1942.

La familia Waysenson, originaria de Luxemburgo y refugiada en Marsella, es arrestada durante las grandes redadas de Marsella de 1941 e internada en Rivesaltes. Hélène y Bernard, los hijos menores, quedan confiados a la OSE.

Entre los meses de agosto y septiembre de 1942, los padres de las familias Krochmal, Gamiel-Hirsch, Loebman, Wertheimer, Reis, Zuckerberg, Spiegel, Springer y Bulka son deportados.

 

 

La OSE al socorro de los niños

 

En este contexto, las obras de socorro como la Obra de Socorro Infantil (OSE), presentes desde 1941 en los campos de internamiento, intensifican las acciones de salvamentode los niños judíos cuyos padres están internos o ya deportados.

Activos tanto dentro como fuera de los campos, organizan la liberación, la acogida y la asignación de numerosos niños en el seno de diferentes hogares, situados en su mayoría en zona no ocupada. Según la capacidad de alojamiento o la seguridad del lugar, los niños son trasladados a lo largo de los meses de una casa a otra.

Desde marzo de 1942, Sabine Zlatin, por entonces asistente social en la OSE, dirige el sanatorio Saint-Roch en Palavas-les-Flots. Este hogar acoge a los niños sacados de los campos para procurarles los primeros auxilios antes de encontrarles un alojamiento.

Tras las redadas y las detenciones que se multiplican en zona no ocupada durante el verano de 1942, la OSE toma la decisión de cerrar la mayoría de sus casas y dispersar a los niños.

 

 

En zona italiana

 

El 11 de noviembre de 1942, como reacción al desembarco de los Aliados en el Norte de África, el ejército alemán invade la zona no ocupada. Todo el territorio francés queda pues dominado por las potencias enemigas.

Los ocho departamentos situados en la orilla izquierda del Ródano, desde Alta Saboya hasta Córcega, son ocupados por los italianos. En esta zona, los judíos no son perseguidos. Se convierte así en un espacio refugio para numerosos judíos. Una parte del departamento de Ain, aunque está situado en la orilla derecha del Ródano, forma parte de la zona italiana ; en ella se encuentra el pueblo de Izieu.

 

En primavera de 1943, a petición del prefecto de Hérault, comprometido en el salvamento de los niños judíos, Sabine y Miron Zlatin viajan con algunos niños hacia la zona de Ain ocupada por los italianos, gracias a la ayuda de Pierre-Marcel Wiltzer, subprefecto de Belley, instalaron la « Colonia de niños refugiados » en una gran casa en Izieu donde en pocas semanas, se organiza una rutina.