Otros juicios

Otros juicios

Los criminales de la Segunda Guerra mundial son juzgados en diferentes procesos, internacionales o nacionales, instruidos a partir de 1945.

Los juicios internacionales,
Núremberg y Tokio

 

Los juicios de Núremberg y Tokio reconocen por primera vez el delito de « crimen contra la humanidad ».

Primeras jurisdicciones penales internacionales competentes, juzgan a los representantes de Alemania y de Japón (hombres políticos, militares, etc.), y no de los Estados.

 

Los juicios de Núremberg

 

El 8 de agosto de 1945, los gobiernos de Francia, Gran Bretaña, Estados Unidos y la Unión Soviética firman la Carta de Londres, que establece el Estatuto del Tribunal Militar Internacional (TMI), encargado de juzgar a los grandes criminales nazis. Seguidamente se adhieren diecinueve Estados, miembros de la ONU, dándole así al TMI una base internacional.

 

Este proceso de veintidós altos responsables nazis (Hitler está muerto), que quedará para la historia como « los juicios de Núremberg », se celebra del 20 de noviembre de 1945 al 1 de octubre de 1946. Se elige simbólicamente la ciudad de Núremberg pues fue teatro de las grandes manifestaciones del partido nazi.

El estatuto del Tribunal militar internacional de Núremberg es el primer texto de derecho que define la noción de crimen contra la humanidad como :

 

« todo acto inhumano » así como « el asesinato, la exterminación, esclavización, deportación (…) cometidos contra población civil antes de la guerra o durante la misma; la persecución por motivos políticos, raciales o religiosos en ejecución de aquellos crímenes que sean competencia del Tribunal ».

 

Los americanos organizan doce juicios, en Núremberg igualmente y en los mismos locales.

Se juzgan a ciento ochenta y cuatro personas, agrupadas por profesión : médicos, juristas, altos funcionarios, militares, policías, industriales.

 

Los Aliados, cada uno en su zona de ocupación, juzgan en total a más de diz mil personas. Se pronuncian más de mil condenas de muerte.

 

El proceso de Tokio

 

El 19 de enero de 1946, se promulga el Estatuto del tribunal militar internacional para el Extremo Oriente por decisión del general Mac Arthur, comandante supremo de las fuerzas aliadas en Japón.

Los Estados miembros de la Comisión de Extremo Oriente designan a 11 jueces : Australia, Canadá, China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, India, Nueva Zelanda, Países Bajos, Filipinas, URSS.

El tribunal se asienta en Tokio del 3 de mayo de 1946 al 12 de noviembre de 1948.

Juzga a 28 militares o altos responsables japoneses. Siete son condenados a muerte y los otros a cárcel de por vida, salvo una pena de 20 años y una de 7 años. El emperador Hirohito no es demandado.

Los juicios nacionales

 

Miles de criminales de guerra son juzgados en el lugar donde cometieron los delitos, especialmente en Polonia (juicio de Rudolf Höss en Cracovia, en 1947, comandante del campo de Auschwitz, y de cuarenta SS del campo), en Hungría, Noruega, Rumanía, Checoslovaquia y URSS.

En 1947 Simon Wiesenthal (1908- 2005) crea en Austria un centro de documentación histórico que se dedica a encontrar a criminales nazis y a aportar a la justicia las pruebas de sus delitos.

 

En Alemania

 

Las jurisdicciones condenan a cerca de seis mil personas. Se llegan a pronunciar condenas perpetuas, pero, en su conjunto, el número de condenas y sentencias resulta moderado.
Entre 1963 y 1965 se celebran los juicios de unos veinte responsables del campo de Auschwitz, en Fráncfort del Meno. De 1975 a 1981 en Düsseldorf tienen lugar los juicios de los responsables del campo de Maïdanek. A principios de los años ’80 se celebran otros juicios. Gracias a la lucha llevada por Serge y Beate Klarsfeld se logra juzgar a tres altos responsables de la deportación de judíos de Francia: Kurt Lischka, Herbert Hagen y Ernst Heinrichsohn, condenados a 10, 6 y 12 años de cárcel respectivamente por la sala de lo penal de Colonia en 1981.

 

En Israel

 

El juicio de Adolf Eichmann (encontrado y secuestrado en Argentina) se celebra en Jerusalén durante más de cuatro meses, de abril a agosto de 1961. Tiene una repercusión internacional. El acta de acusación presentado por el fiscal general de Israel, Gideon Hausner, consta de quince cargos agrupados en crímenes contra el pueblo judío, crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra, pertenencia a una organización criminal. Los numerosos testigos que se suceden en el estrado contribuyen a confecionar un cuadro sobre las modalidades concretas del exterminio de los judíos de Europa. Declarado culpable de todos los cargos por los que se le acusa, Adolf Eichmann, condenado a muerte en diciembre de 1961, es ahorcado el 1 de junio de 1962.

 

En 1987- 1988, John Demjanjuk, acusado de haber participado en las operaciones de gaseado en el campo de exterminio de Treblinka (Polonia), es juzgado en Israel tras ser extraditado de Estados Unidos, donde vivía desde principios de los años cincuenta. Su condena a muerte es anulada por el Tribunal Supremo israelí por razones de duda sobre su identidad.

De vuelta a Estados Unidos, es extraditado de nuevo en 2009, demandado esta vez en Alemania, donde se le acusa de complicidad en el exterminio de 27 900 judíos en el campo de exterminio de Sobibor (Polonia).

 

En Francia

 

Tras la Liberación, varios tipos de jurisdicciones juzgan a los diferentes responsables, franceses o alemanes. La expresión « crimen contra la humanidad » aún no se ha utilizado y las demandas no resaltan directamente la persecución de los judíos.

 

• El Tribunal Superior de Justicia de la Liberación juzga a varios responsables políticos por « traición e inteligencia con el enemigo ».
Algunos son condenados a muerte: Philippe Pétain el 15 de agosto de 1945 ; Pierre Laval, presidente del Consejo, el 10 de octubre ; Joseph Darnand, fundador del Servicio de la orden legionaria y de la Milicia, el 5 de octubre. La condena de Pétain queda conmutada a cadena perpetua. Los otros dos son ejecutados. René Bousquet, secretario general de la policía durante el segundo gobierno de Laval, es juzgado el 23 de junio de 1949 y condenado a la « degradación nacional » por su participación en el gobierno de Vichy.

 

• Los Tribunales de Justicia (uno por Tribunal de Apelación, divididos en tantas secciones como departamentos) juzgan a los colaboradores. Los casos de “inteligencia con el enemigo” son reprimidos por estas secciones departamentales. Así Robert Brasillach, en París, y Charles Maurras, en Lyon, fueron condenados a muerte. Paul Touvier también, pero por contumacia, es decir, en su ausencia, en Lyon y Chambéry.

 

• Los casos menos graves son juzgados por la cámaras cívicas, que dictan sentencia de “indignidad nacional”.

 

Los Tribunales militares juzgan a los alemanes por « crimen de guerra ». En Lyon, Klaus Barbie, responsable de la Gestapo en esta ciudad, es así condenado a muerte por contumacia en 1952 y 1954. En Burdeos, en enero de 1953, se juzga a veintiún miembros de la división Das Reich, de entre ellos doce alsacianos incorporados a la fuerza, responsables de la masacre de Oradour-sur-Glane (Haute-Vienne). En París, en 1954, Knochen, general de la SS responsable del SIPO-SD en Francia, y su subordinado Oberg son condenados a muerte ; son indultados en 1958 y enviados de vuelta a Alemania en 1962 tras diecisiete años de encarcelamiento. En París, en 1954, Aloïs Brunner, colaborador directo de Aldolf Eichmann y responsable del campo de Drancy de junio de 1943 a agosto de 1944, es condenado a muerte por contumacia por una jurisdicción militar. En 1990, parece ser localizado en Siria. En 2001 es de nuevo condenado en Francia por contumacia (cadena perpetua).

 

En total, se ejecutan más de ochocientas condenas de muerte en el marco de la justicia. Cuatro mil ejecuciones “sumarias” se habrían operado paralelamente.

 

Los juicios por « crimen contra la humanidad » se celebran en Francia solo a partir de los años ’70.

 

• El francés Paul Touvier, uno de los jefes de la Milicia de Ródano.
En 1973 se presenta una demanda contra Paul Touvier por crímenes contra la humanidad. Condenado por contumacia tras la liberación, había sido indultado por el presidente de la República Georges Pompidou. Tras un largo y batallado proceso judicial, Touvier es inculpado en 1981 y arrestado en 1989 en un priorato. En abril de 1992, beneficia de un sobreseimiento pronunciado por el tribunal de apelación de París. Pero el auto queda anulado.
Por fin, Paul Touvier es juzgado en Versalles, del 17 de marzo al 20 de abril de 1994, por la sala de lo penal de Les Yvelines. Es condenado a la reclusión a perpetuidad por complicidad de crímenes contra la humanidad (ejecución de 7 rehenes judíos en Rillieux-la-Pape) El 17 de julio de 1996, muere en prisión con 81 años de edad.

 

• El francés Maurice Papon, alto funcionario.
En 1981, la prensa revela las responsabilidades de Maurice Papon en las deportaciones de los judíos de Gironde. Secretario general de la prefectura de Gironde entre 1942 y 1944, este alto funcionario era el prefecto de policía en París cuando, el 17 de octubre de 1961, se reprimió de manera violenta la manifestación de los argelinos protestando contra el toque de queda que se les había impuesto. Fue ministro del presupuesto del Estado en 1978 a 1981.
Inculpado en 1983, es puesto en libertad y será juzgado catorce años después por la sala de lo penal de Gironde. Es el proceso más largo en la historia judicial francesa, que se celebra del 8 de octubre de 1997 al 2 de abril de 1998, y uno de los pocos donde el acusado no está en la cárcel. Es condenado a 10 años de reclusión por complicidad de crímenes contra la humanidad (arresto y secuestro de cuatro convoyes de deportación que salieron de Burdeos). Intenta huir pero es arrestado en Suiza al día siguiente. Se declara insolvente. Puesto en libertad por razones médicas el 18 de septiembre de 2002, impugna las condiciones de su sentencia ante el Tribunal europeo de derechos humanos, que le da la razón en un solo detalle del procedimiento. Muere el 17 de febrero de 2007 en las afueras de París.

 

El alemán Klaus Barbie, responsable de la Gestapo de Lyon.
Al término de una búsqueda de seis años llevada a cabo por el matrimonio Klarsfeld, es arrestado el 5 de febrero de 1983 y traído a Francia. Es juzgado en Lyon en 1987.
La sentencia del 7 de julio de 1987 es la primera pena por crimen contra la humanidad dictada en Francia.

 

Otros países

 

Esos últimos años, varios países europeos juzgaron a los autores de crímenes contra la humanidad cometidos durante la Segunda Guerra mundial.
Es el caso de Italia (Gerhard Sommer, Ludwig Sonntag y Aldred Schonenberg condenado a perpetua en 2005), España (Anton Tittjug, pendiente), Canadá (Imre Finta, absuelto en 1994), …